Envíos gratis a partir de 60 € | Entrega 24/48H

Cosmética eficaz que te cuida mientras protege el planeta

Causas y soluciones de la piel grasa

¿Qué se considera piel grasa?

Una piel grasa es aquella cuyas glándulas sebáceas producen un exceso de sebo.

Se caracteriza por tener un aspecto brillante y un tacto ligeramente aceitoso. Contrariamente a lo que se piensa, también puede estar deshidratada ya que la grasa excesiva produce inflamación y altera la función barrera (la piel no es capaz de retener el agua y esta se escapa). En esos casos, suele definirse como piel mixta.

¿Cuáles son las causas de la piel grasa?

Las causas de la piel grasa habituales son:

– Hormonas androgénicas hiperestimuladas que provocan una sobreproducción de las glándulas sebáceas. Puede deberse a la edad o simplemente tener causa genética.

– Cambios Hormonales

– Causas ambientales

– Estrés

– Hábitos alimenticios

 

¿Qué efectos provoca tener la piel grasa?

1. Sensación de grasa en la piel.

2. Hiperqueratinización folicular: obstrucción del poro por la acumulación de células muertas que puede llevar a puntos negros, granitos, etc.

3. Aumento de la concentración de la bacteria Cutibacterium acnes causante del acné.

4.  Inflamación. 

¿Cómo se debe tratar la piel grasa?

El abordaje es:

1. Reducir la producción de grasa de las glándulas sebáceas con un sebo-regulador.

2. Eliminar la obstrucción de los poros mediante un limpiador con activos exfoliantes suaves.

3. Impedir que la bacteria Cutibacterium acnes crezca equilibrando la microbiota de la piel.

4. Reducir la inflamación.

Si sufres de acné severo no dudes en acudir al dermatólogo para que te haga un diagnóstico y te paute un tratamiento específico. 

¿Cómo te puede ayudar REGULA a tratar la piel grasa?

Gracias a su composición, el sérum REGULA te ayuda a regular y tratar las consecuencias de la piel grasa: 

– Agua de limón: reduce la inflamación.

– Extracto de Arnica montana atlántica: regula la producción de sebo y reduce la presencia de Cutibacterium acnes.

– Gluconolactona: exfolia suavemente limpiando los poros (visualmente parecerán más pequeños).

– Células madre de planta Noni: reequilibra la microbiota de la piel. Reduce la proporción de bacterias virulentas (S. aureus y C. acnes), manteniendo la favorable (S. epidermis). Disminuye la producción de sebo.

– Extracto de alga chlorella: ayuda a restaurar la piel y mantener el equilibrio del microbioma por su efecto prebiótico. Calma y alivia. 

Complementa el tratamiento piel grasa de Regula con:

1. Utiliza un limpiador suave con efecto exfoliante con ácido salicílico o ácido succínico mañana y noche. Aunque sea tentador evita lavarte la cara en exceso. 

2. Tras el sérum, aplica crema hidratante no comedogénica apta para pieles grasas con activos que te ayuden a reforzar la función barrera. 

3. No olvides la crema solar los 365 días del año.

4. Sigue una dieta sana y equilibrada. 

5. Y, trata de reducir el estrés mediante actividades como el yoga porque, aunque no es causa directa del acné, sí lo empeora cuando ya existe pues ambos procesos tienen mecanismos bioquímicos comunes. 

Consigue un 10% de descuento y empieza a cuidarte mientras proteges el planeta.